Okinawa rechaza en referendo reubicar base militar de EEUU

TOKIO (AP) — Los residentes de la región isleña de Okinawa, en el suroeste de Japón, rechazaron el domingo en referendo un plan para reubicar una base militar de Estados Unidos.

El resultado del referendo aumenta la presión sobre el gobierno del país para cambiar su postura sobre que la instalación se construirá sin importar nada.

Un 72% de la población se opuso al plan para la construcción de una base aérea de los Marines en un vertedero en la localidad costera de Henoko. El apoyo al plan de reubicación fue de 19%.

El referendo no es jurídicamente vinculante, pero destaca el sentir de los residentes de Okinawa en cuanto al plan de reubicación.

El plan para Henoko es para reemplazar la base en Futenma, que está en una zona más dedicada a viviendas y que ha sido criticada por ser ruidosa y peligrosa. El Ejército de Estados Unidos declinó comentar al respecto, pero ha dicho que se necesita el acuerdo de Henoko para la seguridad de la región.

Los críticos del plan en la localidad dicen que la vida silvestre, como los arrecifes de coral, se verá afectada. Muchas personas en la región isleña quieren que se cierre la base de Futenma, pero piensan que el resto de Japón debería ayudar en cuanto a compartir la carga de albergar a las tropas estadounidenses.

El gobernador de Okinawa Denny Tamaki, y quien encabezó el referendo, dijo el lunes que los resultados deben respetarse.

"Esto tiene un significado extremadamente importante", señaló luego de que se dieron a conocer los resultados.

Sin embargo, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, comentó a los reporteros el lunes por la mañana que el gobierno aceptó el sentir de las personas de Okinawa, pero apuntó que el plan de la base en Henoko no se cambiará.

El gobierno japonés ha dicho en varias ocasiones que el plan de reubicación se efectuará según lo planeado, sin importar los resultados del referendo.

Sin embargo, el referendo dará un mayor impulso a los renovados esfuerzos de Tamaki contra las bases militares de Estados Unidos. Los sentimientos han resonado no solo entre los residentes de las islas subtropicales de Okinawa, sino también en el resto de Japón y a nivel internacional.

Tamaki ha dicho que espera entregar los resultados del referendo al presidente estadounidense Donald Trump.